13 de diciembre de 2013

Trucos psicológicos para tratar con gente tóxica

Estás con el mejor de los estados de ánimo y te sientes genial. De repente sientes que te han robado la energía y el ánimo. ¿La fuente de este bajón? Has encontrado a alguien con una mala actitud y ha proyectado una sombra sobre tu propio estado de ánimo. 


Si bien es una elección personal el tratar de desviar los estados de ánimo negativos de los demás, no siempre es tan fácil pues las emociones son contagiosas y estamos programados para sentir empatía con los que nos rodean y para sintonizar con sus emociones.

Trucos para tratar con gente tóxica
Trucos para tratar con gente tóxica


Los estados de ánimo y los pensamientos negativos de una persona tóxica son muy penetrantes: energía nerviosa, ira, tristeza, quejas y una constante visión del mundo teñida de negatividad. Y si te sucede que te encuentras con gente tóxica en su vida de forma diaria, dejando que su negatividad te afecte, puede erosionar tu propio sentido de ti mismo y desinflar incluso las perspectivas más optimistas. Las emociones negativas constantes pueden llevarte a la enfermedad y a una menor esperanza de vida. Las personalidades tóxicas no son saludables para ellos mismos ni para ti. Y puesto que la miseria ama la compañía, la gente tóxica tratará de arrastrarte a su redil. Sin embargo, hacerse cargo de la defensa de sí mismo y aprender a liberarte de las actitudes tóxicas que te rodean, te ayudará a sostener tu punto de vista saludable, satisfactorio y optimista.

Pasos 

1/ Descubre cuáles son tus actitudes actuales hacia la vida en general 


No puedes ser exitoso, cuando tú mismo posees energía negativa que te detiene. Haz un balance de tus acciones y palabras. Si tus propios comportamientos se dirigen en dirección de la autocompasión y el pesimismo (te percibes como víctima), es hora de volver a los orígenes y volver a empezar tomando la decisión de adoptar creencias y actitudes más optimistas. La vida te dará lo que tú esperes de ella, así que tus expectativas deben equilibrarse con medidas realistas y un marco más positivo. Comienza por ti mismo antes de echar la culpa a los demás por tus fracasos y miserias.

2/ Aprende a detectar la energía (o vibraciones) de tu alrededor 


Además de conocerte bien a ti mismo, necesitas saber cómo te sientes cuando hay gente tóxica a tu alrededor. Probablemente ya sabes cómo hacerlo, pero debes aprender a convertirlo en un acto consciente, no sólo en una reacción inconsciente. Por ejemplo, piensa en...

CONTINUA EN:


4 comentarios:

  1. Intento trasmitir optimismo.. No me gusta la negatividad. Incluso las noticias negativas, que debo trasmitir a mis pacientes, les hago ver las cosa positivas (son pocas, muy pocas y en muchos casos ninguna).

    Gente negativa...Bien lejos.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente negativa tiene una energía muy "pringosa", como de alquitrán, que una vez te tocan, cuesta mucho limpiar.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Es cierto. Se pega más lo negativo que el optimismo ajeno. Lo mejor es huir de esa gente como de la peste.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Cayetano, el esfuerzo de pasarlos al lado positivo es incierto y penoso. Es mejor evitarlos.

      Un saludo

      Eliminar